El Lugar para investigar la verdad juntos, desde todos los ángulos posibles
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 SI TU ERES UN HOMBRE, NO TENGAS MIEDO A SER MUJER ALGUNAS VECES

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Sandrisha
Administrador
Administrador
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 525
Localización : La Madre Tierra
Dedicación : Ensoñadora
Aspiración : Aventurarme en el universo...
Puntos : 11616
Fecha de inscripción : 22/02/2008

MensajeTema: SI TU ERES UN HOMBRE, NO TENGAS MIEDO A SER MUJER ALGUNAS VECES   Miér Mar 09, 2011 4:27 am

SI TU ERES UN HOMBRE, NO TENGAS MIEDO A SER MUJER ALGUNAS VECES

La represión es vivir una vida que no te corresponde. La represión es hacer cosas que nunca has querido hacer. La represión es ser la persona que no eres. La represión es una manera de destruirte. La represión es un suicidio, muy lento por su¬puesto, pero es un envenenamiento lento y certero. La expresión es vida; la represión es suicidio.

Este es el mensaje del tantra: no vivas una vida de represión; de lo contrario, no vivirás. Vive una vida de expresión, de creatividad, de alegría. Vive de la forma que la existencia (Dios) ha querido que vivas, vive de forma natural. Y no tengas miedo de los sacerdotes.
Hazle caso a tus instintos, hazle caso a tu cuerpo, a tu corazón, a tu inteligencia. Confía en ti mismo, ve a donde quiera llevarte tu espontaneidad, y no habrá pérdida. Y fluyendo espontá-neamente con tu vida natural, un día te encontrarás a las puertas de lo divino.

La represión es una manera de evitar los riesgos. Por ejemplo, te han enseñado que no tienes que enfadarte, y crees que la persona que nunca se enfada deberá ser inevitablemente muy cariñosa. Te equivocas. La persona que nunca se enfada tampo¬co es capaz de querer. Van unidos, juntos en el mismo lote.

El hombre que ama de verdad a veces estará muy enfadado. Pero su enfado es hermoso, surge de su amor. Su energía es caliente, y no te sentirás herido por su rabia. De hecho, le agrade¬cerás que estuviera enfadado. ¿Lo has observado? Cuando quieres a alguien y haces algo, si esta persona se enfada mucho, si francamente se enfada, se lo agradecerás porque te quiere tanto que puede permitirse el enfadarse contigo. ¿Por qué si no? Si no quieres afrontar el enfado, te comportas con cortesía. Cuando no quieres afrontar nada, cuando no te quieres arriesgar, sigues sonriendo. No importa.

Si tu hijo está a punto de saltar al abismo, ¿podrás resistir sin enfadarte? ¿No gritarás? ¿No estarás a punto de estallar? ¿Seguirás sonriendo? Es imposible.
Cuando amas, puedes enfadarte. Cuando amas, puedes permitírtelo. Si te amas (y esto es algo esencial en la vida; de lo contrario, te la perderás) no serás represivo, serás expresivo con todo lo que te trae la vida. Lo estarás expresando, su alegría, su tristeza, sus altos, sus bajos, sus días, sus noches.

Pero te han educado para ser falso, te han educado para que seas un hipócrita. Cuando estás enfadado sigues sonriendo con una sonrisa postiza. Cuando estás enfurecido, reprimes tu rabia. Cuando te sientes sexual, lo reprimes. Nunca eres fiel a lo que sientes.


“Siempre que dos personas se encuentran se crea un nuevo mundo.
… Y a través de ese nuevo fenómeno ambas personas son modificadas y transformadas. Ustedes crean la relación pero dicha relación también los crea a ustedes.

Primero, un hombre y una mujer son, por un lado, mitades del otro, y por el otro lado, polaridades opuestas. El hecho de ser opuestos hace que se atraigan. Cuando mas separados estén, mas profunda la atracción; cuando mas diferentes sean, mas grande el encanto, la belleza y la atracción. Pero ahí radica el problema.
….
El mundo ha vivido en dos partes. El hombre ha hecho su propio mundo mientras la mujer ha vivido en la sombra…ha creado su propio mundo en la sombra. Es muy desafortunado, porque un hombre o una mujer, para estar completos, para ser un todo, deben poseer todas las cualidades juntos. Tanto los hombres como las mujeres deberían ser tan suaves como pétalos de rosa y tan duros como espada… juntos. Esta flexibilidad enriquecerá vuestra vida.
El hombre y la mujer son dos partes de un todo; su mundo también debería ser un todo, y deberían compartir todas las cualidades sin distinción… ninguna cualidad debería ser catalogada como femenina o masculina.

Cuando haces que alguien sea masculino, esa persona pierde grandes cosas en su vida. Se queda seco, se estanca, se vuelve duro, casi muerto. Y una mujer que olvida por completo como ser dura, como ser rebelde, está destinada a convertirse en esclava, porque solo posee cualidades blandas. ..
Aún no ha nacido un ser humano total. Han habido hombres y han habido mujeres, pero no han habido seres humanos.
… Sé total. Reclama aquello que nos ha sido negado por la sociedad; no temas hacerlo. No temas… si eres hombre, no temas ser mujer a veces… Eres tu propia experiencia. Por ende, experimenta más. Las personas deberían estar juntas por amor, únicamente por amor…

Haz que el amor de la gente sea libre, que las personas no sean posesivas. … Con el descubrimiento del ser surge la calidad del amor impersonal. Entonces simplemente ama. Y continúa extendiéndose. Primero a los seres humanos, poco después a los animales, pájaros, árboles, montañas, estrellas. Llega un día que toda esta existencia es tu amada. Ese es tu potencial. Y cualquiera que no esté alcanzándolo desperdicia su vida…

Solo mediante tu propia experiencia algún día serán capaces de ir más allá de todas las relaciones. Entonces podrán ser felices solos. Y aquel que puede ser feliz solo es realmente un individuo. Si tu felicidad depende de otro, eres esclavo, aun no eres libre, estas en cautiverio.
El amor es un lujo. Es abundancia. Es tener tanta vida como para no saber que hacer con ella, de modo que la compartes. Es albergar tantas canciones en el corazón que tienes que cantarlas… que alguien los escuche es irrelevante. Si nadie escucha, entonces también tienes que cantarlas, tienes que bailar tu danza.
El otro puede tenerlas, puede perdérselas… pero en lo que a ti atañe, fluye y rebosa.”

Extraído de El libro del hombre de Osho.

Comentario
Nuestra sociedad está tan corrupta que si un día vemos un hombre llorando y simplemente siendo sensible, lo llamamos "marica" y eso está haciendo que nuestros hombres sean unos reprimidos y por ende sean cada vez más crueles. Los invito a que reflexionen y piensen un poco sobre esto.

UN ABRAZO PARA TODOS.


_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 

SI TU ERES UN HOMBRE, NO TENGAS MIEDO A SER MUJER ALGUNAS VECES

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 

 Temas similares

+
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
El Templo misterioso :: Otros :: La Mujer-
Cambiar a:  
Free counters!